Doce años, siete meses y once días

Sigo con lecturas juveniles. En esta ocasión un libro que compré hace años a uno de mis sobrinos y que viéndolo en una librería me llamó como para comprarlo.

Seguramente hizo mucho, en su día y cuando lo volví a comprar, el texto de contraportada: aludir a Thoreau, con un protagonista que se llama Walden que queda aislado en los bosques de Maine y debe sobrevivir.

Sin embargo, a pesar de que parece que la trama puede llegar a enganchar, el libro no me ha gustado demasiado. Se estructura en dos partes, una que cuenta la historia desde el punto de vista de Walden y otra desde el de su padre.

Yo, cuando llegué al final de la parte de Walden, ya no tenía demasiadas ganas de seguir leyéndolo y la narración de la visión del padre se me hizo larga y un poco aburrida, incluso cuando esa parte se supone que aclara todo lo que le ocurre al joven Walden.

Autor: Lorris Murail

Nºpags.:266

Editorial: Destino

.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s