Rhodesian Ridgeback

Hace ya muchos años que Paco se fue. El vacío que deja un perro con el que has compartido 15 años es inmenso, tanto que piensas que nunca se llenará. Pero el que nace perrero tiene querencia y, aunque tarde, termina por querer volver a tener un perro.

En esa situación estaba yo hasta hace poco. En el último año (o quizás más) he sentido de nuevo la llamada de tener una compañera canina. Esta vez tenía claro que sería hembra y con esa premisa estuve investigando razas que se adaptasen a mi momento vital.

Después de mucho leer, ver y hablar con criadores, me decidí por una Rhodesian Ridgeback: Noa.

Su criadora es quien ha escrito este libro, que creo que es imprescindible para cualquier persona que se plantee convivir con un Rhodesian.

Llegó a casa hace un mes, recién cumplidos sus 2 meses, y siento cómo vamos creando un vínculo que espero sea tan largo como la naturaleza de los Rhodesian nos permita.

Nosotros, hasta la fecha, no podemos estar más contentos con Noa. Por su carácter, por cómo ha encajado en la familia, por su actitud, su inteligencia, cómo se relaciona con perros y humanos extraños, por su planta… En fin, que ha caído de pie y a los niños y a mí nos ha cautivado.

Autor: Vanessa Moyano Gonzálvez

Nºpags: 133

.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s