Qué difícil es ser Dios

Un libro corto que ha estado en mi estantería un tiempo y que fue uno de los elegidos para venir a tierras celtas conmigo. Sus autores son dos hermanos rusos hijos de la revolución rusa.

Fueron y siguen siendo uno de los referentes en ciencia ficción en Rusia Sus obras criticaron la burocracia y el gobierno ruso, pero para hacerlo tenían que evitar la censura.

En este libro hay que descubrirse el sombrero. Nadie les podría tachar de antipatriotas, pero fue una obra que los hermanos escribieron después de que en en el año 1963 hubiese una represión generalizada contra las artes y los intelectuales.

Desde la Tierran, envían historiadores a otros planetas para observar su desarrollo, pero sin poder actuar ni intervenir en los asuntos políticos. El protagonista termina en un planeta, aún anclado en la etapa feudal, y a través de las páginas vamos viendo cómo la masa, la persecución a los eruditos, la falta de higiene, la falta de criterio y el dejarse manejar por unos pocos poderosos que anulan a las personas como seres humanos hasta convertirlos en crueles armas contra sus congéneres, van llevando al límite al bueno de Don Rumata, hasta hacerlo estallar.

Un libro ameno, que sin los nexos de unión con el planeta Tierra, casi podría tratarse de una novela caballeresca, pero el vínculo está y lo convierte en una obra de ciencia ficción extraordinaria. Un experimento social con un planeta completo que es imposible que te deje indiferente. Tantas preguntas por responder y la principal, ¿qué harías tú si fueses un Dios?

Autor: Arkadi y Boris Strugaski

Nº pags.: 190

Editorial: Gigamesh

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s