The giver – El dador de recuerdos

«Si todo es lo mismo, no podemos elegir», Jonas (protagonista del libro)
Este es uno de los libros que estaba en el barco. Lo empecé sin muchas expectativas y me ha recordado que no siempre la sinopsis de los libros te da una idea aproximada de lo que vas a encontrar.
 
Los primeros capítulos no son gran cosa, hasta que llega la Ceremonia en que el protagonista se convierte en «Receptor». A partir de ese momento la sociedad aburrida y reglada que te presentan al principio del libro, empieza a convertirse en una sociedad perversa, en la que la autora consigue impactar por la sencillez con que describe acciones aberrantes, aprobadas y reguladas con las Normas de la Comunidad.
 
Personalmente me aterra pensar que nuestra sociedad pueda llegar a ese nivel de control, a un 1984, a Fahrenheit 454, a Equilibrium, un Mundo Feliz,… Y si cualquiera de nosotros recapacitase hacia donde vamos comprobaría que cada día el control es mayor. Regulación en todas nuestras actividades, prohibición de libertades por las que ni siquiera luchamos al perder, manipulación de la información, desinformación, falta de educación, y el rebaño que cada vez se hace mayor, piensa y se conforma con menos, pierde la individualidad y empieza a olvidarse de lo que es la libertad, la búsqueda de la felicidad y el convencimiento de ser un ser único y valorar los defectos y virtudes que nos hacen diferentes.
 
La Globalización esta arrasando culturas milenarias, cada día, mas y mas millones de personas comen lo mismo, visten con las mismas marcas, anhelan los mismos coches, la misma forma de vida, y pierden sus signos de identidad personal, para parecerse mas y mas al estereotipo que nos venden en esos canales que consumimos a través de los satélites internacionales.
 
Llegara ese día en que ya no podamos elegir? Espero que no, pero mientras, libros como «The giver» es prohibido y censurado en colegios americanos por «ser violento, sexualmente explícito y contener lenguaje ofensivo además de abordar el infanticidio y la eutanasia». Me pregunto si ese es el motivo real o si esta prohibido por mostrarnos un posible final del camino que hemos empezado a andar.
 
Yo quiero seguir eligiendo, pensando, valorando y luchando por mi libertad además de disfrutar de lecturas como esta, que francamente recomiendo.
 
Autor: Lois Lowry
N.pag: 238

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s